Anuncios

El microcrédito y el crédito personal son los productos financieros con los que los consumidores manifestaron tener más dificultades de pago.

Producto de la situación económica, con complicaciones que muchas personas en Colombia están atravesando desde hace varios meses, sin lugar a dudas que muchos son los créditos que se dejan sin pagar. De acuerdo a los últimos datos estadísticos que se pudieron recabar, con un 34% en cada caso, tanto el microcrédito como el crédito personal, son aquellos programas de financiamientos en los que los usuarios más problemas presentan para afrontar los pagos en tiempo y forma.

Pero claro, lo que sucede en estos dos tipos de créditos, según los estudios realizados, también se replica en otros programas como son los destinados al sector informal, a los de vivienda y también a los educativos. El Covid 19 generó en muchísimos hogares colombianos desequilibrios importantes, lo que provoca que las finanzas no sean las más óptimas y se generen muchos de estos inconvenientes.

Según estudios y encuestas realizadas en las últimas semanas, se puede ver que hay casi un 90% de personas que están en la actualidad sumamente preocupadas porque tienen pagos pendientes de cuentas que por distintos motivos no pueden hacer frente. De hecho, yendo a cifras precisas, se visualiza que quienes son titulares de créditos de vivienda y de microcréditos, casi el 50% afirma que no va a tener el dinero para cumplir con el pago en los próximos vencimientos. Un porcentaje bastante similar, aunque apenas menor, expresa que no podrá dar pago a los créditos personales que tienen vigentes.

Lo que sucede es que específicamente los microcréditos y los de consumo son aquellos que tienen las tasas de interés más altas. Para lo que es microcrédito, la tasa de usura en la actualidad está en más del 57% mientras que, para los personales, está casi al 26%. Si se analizan diferentes tipos de préstamos personales, muchos de ellos (gran parte), son otorgados a personas que se encuentran en la informalidad, es decir, que no tienen ingresos estables. Y justamente es esa parte de la población que en estos momentos más golpeada se encuentra, principalmente por la falta de empleo.

Un poco más del 35% de los titulares de crédito afirmaron en las encuestas que en el último año pudieron tener alivios financieros, pero claro, eso sin dudas que no alcanza. Muchos son titulares de pequeños comercios, que ante distintas medidas que les impiden trabajar al 100%, definitivamente no pueden pagar las cuotas que tienen pendientes, sumado al problema de las tasas altas, tema que ya mencionamos anteriormente.

Si bien el 90% de encuestados que tienen créditos afirman que se encuentran realizando por el momento distintos planes con facilidades de pago, más del 55% expresa que en el corto plazo no va a tener la posibilidad real de cumplir con ciertas obligaciones. Muchos consumidores tomaron como primera medida reducir sus gastos mensuales al máximo posible, para así no tener pasivos que generen a futuro una mala calificación crediticia. No obstante eso, para cerrar, es importante destacar que se están otorgando subsidios por parte del gobierno colombiano, lo que genera en el mediano plazo una expectativa positiva.