La Fundación Banasan, entidad creada por la Comercializadora Internacional que lleva su nombre, cumple sus primeros 10 años de trabajo enfocado en contribuir al desarrollo de territorios sostenibles y competitivos que generen bienestar y desarrollo.

Para lograrlo, ha liderado estrategias sociales, educativas, económicas, ambientales y de inclusión que han beneficiado a 146.552 personas en Zona Bananera, Santa Marta, Ciénaga, El Retén y Aracataca.

“Estamos felices de celebrar este aniversario. Llegamos a nuestra primera década con la satisfacción de haber aportado en materia de educación, nutrición, vivienda, deporte, cultura y empleabilidad a miles de familias de la región, lo que nos impulsa a continuar con nuestra apuesta por ser aliados del desarrollo social de las comunidades de la Zona Bananera,”, aseguró Yamile Rodríguez Akle, Directora Ejecutiva de la Fundación Banasan.

Los programas e iniciativas de la Fundación, en los que se ha invertido desde el 2011 alrededor de $8.700.000.000 millones de pesos con recursos propios y gestionados, se han orientado a mitigar el índice de pobreza multidimensional, han sido estructurados bajo tres pilares estratégicos: Desarrollo Social y Comunitario, Capacidades para la Generación de Ingresos y Cultura y Medio Ambiente, con el propósito de lograr un impacto integral en la población.

En el frente de desarrollo social y comunitario, se ha trabajado el programa ‘A mil contra la desnutrición’, mejorando el estado nutricional de 7.364 niños, niñas y madres gestantes y lactantes de las comunidades de Julio Zawady, Orihueca (Caño Mocho y La Bonga), Río Frío, Sevilla, Guacamayal (La Paulina), Portón de Morán, Varela. En materia de educación, a través de escuelas deportivas, de informática, arte, literatura, escuela para padres, programas de prevención de drogas y embarazos en adolescentes, programa para adultos mayores y cursos complementarios con el SENA y la Caja de Compensación Familiar del Magdalena, que se realizan en el Centro Integral Comunitario, se han beneficiado a 89.755 personas en el desarrollo de sus habilidades y en la formulación de proyectos de vida.

En infraestructura social, la Fundación le ha apostado a la construcción, remodelación y dotación de 5 comedores escolares,1 salón comunal y 1 puesto de salud, logrando beneficiar a 5.475 personas. Además, por medio del proyecto Construyendo Sueños se han mejorado las viviendas de 53 familias de trabajadores de fincas que viven en condiciones de hacinamiento y/o condiciones extremas de habitabilidad y vulnerabilidad.

Bajo el frente de capacidades para la generación de ingresos, se han capacitado a 576 personas en artesanías en calceta de banano, elaboración de comidas típicas con banano, confección de prendas de vestir, y gestión de proyectos, que les han permitido incrementar el potencial productivo, la generación de ingresos y liderar emprendimientos.

Finalmente, en materia de cultura y medio ambiente, a través de escuelas musicales se ha contribuido a la reconstrucción del tejido social, el desarrollo de habilidades artísticas y a la promoción y conservación de la música autóctona de la región, beneficiando a 986 niños y jóvenes de la Zona Bananera. Y, desde el año 2019, en conjunto con Corpamag y Frutesa S.A., se creó el Proyecto Ciudadano de Educación Ambiental -Proceda- logrando la recuperación y conservación de la flora y fauna de Guachaca y beneficiando a 3.235 personas.