El Presidente Iván Duque Márquez sancionó este martes la Ley de Inversión Social, que convierte a Colombia en el primer país del hemisferio en sacar adelante una reforma social y fiscal en medio de la pandemia, la de mayor alcance en el presente siglo, y que beneficiará a más de 29 millones de colombianos.

El Mandatario expresó que esta Ley se convertirá en la herramienta más poderosa de transformación social de Colombia en el presente siglo, y le dará al país más de $15 billones en ingresos para seguir atendiendo la agenda social más ambiciosa aplicada por Gobierno alguno en lo que va del siglo XXI.

“Este es el primer país del hemisferio que ya logra sacar una reforma social y fiscal de esta profundidad en medio de la pandemia. Esta es la reforma social más importante del siglo XXI en Colombia, mírelo por donde lo mire”, expresó el Mandatario, en un acto celebrado en la Casa de Nariño, que contó con la asistencia de ministros, congresistas, empresarios, estudiantes y jóvenes, reflejo del amplio consenso con el que contó la aprobación del proyecto.

“Colombia entera, con sus instituciones, le está dando vida a grandes anhelos de la sociedad colombiana. El más importante y que responde al clamor de una juventud, es que hoy nace como política de Estado la matrícula gratis en las instituciones universitarias, técnicas y tecnológicas para los estratos 1, 2 y 3”, afirmó.

Profunda agenda social

La Ley garantiza la financiación de la profunda agenda social puesta en marcha por el Gobierno del Presidente Duque para atender el impacto de la pandemia, que incluye la renta básica de emergencia (Ingreso Solidario), el subsidio laboral para la contratación de jóvenes y la Devolución del IVA, así como la creación como política de Estado de la trascendental gratuidad de la educación pública universitaria, técnica y tecnológica, que beneficiará a casi 700.000 jóvenes de estratos 1, 2 y 3.

“Con esto se cierran brechas. Esta transformación sin precedentes, inspira, motiva, e ilumina y también estamos demostrando al mundo que, mientras en otros lugares se hace improvisación de la política social, la renta básica de emergencia, que estuvo durante 8 meses en el 2021, que estará 12 meses del año 2021 y 12 meses del 2022, significa que durante 32 meses más de 4 millones de hogares van a tener un apoyo económico para recorrer el camino de la esperanza, vencer la pobreza y reactivar el consumo, y volverla política de Estado”, aseveró.

Le puede interesar: Palabras del Presidente Iván Duque en la Sanción de la Ley de Inversión Social

Los programas sociales creados durante la pandemia se complementan con otros planes de asistencia como Familias en Acción, Jóvenes en Acción y Adulto Mayor.

“Es la reforma que más recauda de todas las que se han hecho en este siglo en el país, porque llegaremos con las eficiencias de ahorro, liquidación de bienes de la mafia, llegaremos a casi 1,8% del PIB”, agregó el Jefe de Estado.

Lucha contra la pobreza

Se proyecta que, gracias a la aplicación de la ley, se reducirán los niveles de pobreza extrema de 15,1% en 2020, a 6,7% en 2022. También disminuirán los niveles de pobreza moderada de 42,5% en 2020, a 34,3% en 2022. En total, con el Ingreso Solidario se beneficiarán 4,1 millones de hogares, equivalentes a 14,3 millones de personas.

En cuanto al programa que busca generar condiciones para contratar jóvenes, mujeres y a la población en general, se espera beneficiar a 500 mil jóvenes, 216 mil mujeres y generar otros 265 mil puestos de trabajo, recuperando alrededor de 1 millón de empleos y recuperar los niveles de desempleo a los de antes de la pandemia.

En materia de educación, el proyecto incluye la matrícula gratuita como política de Estado, para estudiantes en condición de vulnerabilidad, que beneficiará a 695 mil estudiantes del país. De igual forma, los jóvenes también se beneficiarán de medidas de alivio en los créditos otorgados por el Icetex.

“Si alguien tiene duda de que en Colombia se pueden lograr consensos, hoy es su respuesta. Los consensos se logran y materializan por el bienestar de toda una nación; por eso esta es una mañana histórica. Lo que hoy estamos materializando es la reforma más importante del siglo XXI”, expresó el Mandatario.

En la Ley de Inversión Social también se incluyeron medidas para fortalecer el mecanismo de Regla Fiscal, a través de una mayor capacidad técnica e independencia con la creación del Comité Autónomo de la Regla Fiscal, el anclaje de deuda pública que permita converger a niveles prudenciales y el fomento a la equidad de género en la conformación de dicho comité.

El Jefe de Estado destacó el consenso generado entre empresarios, jóvenes, beneficiarios de los programas sociales y congresistas, en torno a los beneficios de la ley, la cual tuvo una amplia discusión en el Congreso de la República.

“Fue en medio de los momentos más duros de la pandemia cuando todo un equipo reflexionó sobre cómo brindar ingresos a las familias más vulnerables y así surgió la renta básica de emergencia, el Programa de Apoyo al Empleo Formal para subsidiar la nómina, así surgieron los mecanismos de garantías del 90%, los giros extraordinarios”, indicó.

“Todo lo que surgió en medio de las complejidades, hoy se hace política de Estado con el concurso de los partidos, de los gremios, de la juventud, de los gobernadores y alcaldes”, puntualizó.