La draga Bartolomeu Dias finalizó su segunda etapa de dragado en Bocas de Ceniza y se dirige hacia el kilómetro 14 en el dique direccional para atender la alta sedimentación que se registra en la zona.  La draga se había traslado nuevamente hacia Bocas de Ceniza al conocerse el deterioro en la condición operativa de esta parte del canal, gracias a los levantamientos batimétricos que constantemente se realizan.

Tras 15 ciclos se logró reestablecer la condición operativa en la desembocadura para el ingreso de buques de mayor calado manteniendo profundidades de 11.5 metros de profundidad.

Las labores de la draga Bartolomeu Dias no se detienen. Las batimetrías han evidenciado no solo los avances de Bocas de Ceniza en cuanto a profundidad del canal, sino también los desafíos que enfrentamos para la navegabilidad. Hoy la draga debe trasladarse operativamente a continuar las labores de dragado en el sector del dique direccional y esperamos estar listos para que, en este trabajo conjunto, se den las condiciones necesarias para que Dimar autorice los calados y la carga siga llegando a Barranquilla”, dijo el director de Cormagdalena, Pedro Pablo Jurado.

La draga Bartolomeu Dias ha estado realizando labores en el canal de acceso en diferentes puntos como Bocas de Ceniza y el kilómetro 10 completando un total 86 ciclos y, cerca de 200 mil metros cúbicos de sedimentos removidos entre estas zonas, hasta la fecha.

Dentro del plan de dragado se contempla mejorar las condiciones en otras zonas como la comprendida entre el kilómetro 19 al 21, en la proximidad de la Sociedad Portuaria de Barranquilla.

Las labores de dragado permanente son prioritarias para el Gobierno nacional, por eso se mantienen en el canal de acceso para mantener la operatividad de la Zona Portuaria de Barranquilla, según comunicado de Cormagdalena.