ROMA – El tan anticipado encuentro entre el presidente Joe Biden y el Papa Francisco tendrá lugar este 29 de octubre, según confirmó el jueves la vocera de la Casa Blanca. También estará presente en la reunión la primera dama, Jill Biden.

Esta será la primera vez que Biden, el segundo presidente católico de en la historia de los Estados Unidos, se reúne con Francisco desde que asumió el cargo en enero. Sin embargo, los dos se encontraron anteriormente, por ejemplo, durante la histórica visita del Papa a Estados Unidos en 2015.

El encuentro entre el Papa y el presidente tendrá lugar pocas semanas antes de la reunión de otoño de la conferencia de obispos de Estados Unidos (USCCB) que los obispos votarán un documento sobre la Eucaristía.

Si bien la prensa ha reducido este documento a una eventual prohibición al acceso a la Comunión por parte de políticos que son apoyan el aborto legal, como es el caso de Biden, que asiste a Misa todas las semanas, José Gómez, arzobispo de Los Ángeles y presidente de la conferencia dijo recientemente a Crux que el documento es parte del plan de los obispos de acá al 2024, que incluirá un Congreso Eucarístico Internacional.

“En el tema de la comunión, la realidad es que lo que queremos es educar mejor a los católicos: Hay estadísticas que dicen -no sé cuán fiables son- que el 70% de los católicos en Estados Unidos no creen en la presencia real de Nuestro Señor Jesucristo en la Eucaristía”, dijo Gómez. “Claramente, esto nos preocupa. Por eso es la pieza central de nuestro plan estratégico para los próximos tres años, 2021-2024.”

Un comunicado de la Casa Blanca anunciando la visita, adelantó que los dos líderes discutirán “trabajar juntos en los esfuerzos basados en el respeto a la dignidad humana fundamental, incluyendo el fin de la pandemia del COVID-19, la lucha contra la crisis climática y el cuidado de los pobres”.

A principios de este mes el representante del Vaticano en Estados Unidos, el arzobispo Christopher Pierre, había confirmado que la reunión tendría lugar y dijo que esperaba que fuera productiva.

En septiembre, hablando con los periodistas que lo acompañaron a Eslovaquia y Budapest, el pontífice argentino dijo que nunca le había negado la comunión a un político, pero que “no es consciente de haber estado frente a una persona así” al dar la comunión. También aclaró que la Eucaristía es para los que están “dentro de la comunidad”, definiendo el aborto como un pecado grave y un homicidio, y que la posición de la Iglesia al respecto no cambiará.

Sin embargo, también advirtió contra la politización de la Eucaristía: “¿Qué debe hacer un pastor? Ser un pastor y no ir por ahí condenando o no condenando”, dijo el Papa. “Deben ser un pastor con el estilo de Dios. Y el estilo de Dios es la cercanía, la compasión y la ternura”.

El encuentro entre el Papa y el presidente tendrá lugar solo semanas después de que Francisco recibiera en el Vaticano a la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, otra política católica que está a favor del aborto.

Tanto Pelosi como Biden estuvieron presentes en la histórica visita de Francisco a Estados Unidos en septiembre de 2015, donde se dirigió a una sesión conjunta del Congreso de Estados Unidos. El último encuentro de Biden con Francisco fue en abril de 2016, cuando el entonces vicepresidente participó en una conferencia del Vaticano sobre la lucha contra el cáncer.

Biden viajará a Roma para participar de un encuentro de los líderes del G20 programado para octubre 30-31. Posteriormente, viajará a Glasgow, Reino Unidos, donde tendrá lugar el encuentro mundial patrocinado por las Naciones Unidas conocido como COP26, para combatir el cambio climático.

Por Inés San Martín www.angelusenespanol.com