Alcalde Pumarejo en República Dominicana.

El alcalde Jaime Pumarejo visiona la ciudad como sede de los campamentos de las organizaciones de la Major League Baseball, con lo cual atraería empleos y formación deportiva y en valores para miles de jóvenes.

Un viaje a República Dominicana realizó el alcalde Jaime Pumarejo Heins para gestionar la presencia permanente de las organizaciones del béisbol organizado en Barranquilla, a través de campamentos de formación que le darían un impulso notable al béisbol local como industria generadora de empleo y conocimiento.

Los equipos de la Major League Baseball (MLB) tienen campamentos en República Dominicana y Venezuela para formar a sus prospectos. La idea es que esas divisas tengan a Barranquilla como un destino para asentarse.

“Esos campamentos tienen escuelas, dormitorios, formación psicosocial y un montón de cosas para jóvenes. Es un semillero y de ahí salen firmados cientos de peloteros todos los años hacia la Doble A, Triple A y luego a las Grandes Ligas. Este proceso lo estamos tratando de replicar en Colombia porque hemos venido durante varios años hablando con la federación para que eso pueda suceder, y hoy lo vemos cerca”, explicó el alcalde.

Se iniciaría con un plan piloto para atraer de dos a cinco escuelas, lo cual le abriría la puerta al resto de organizaciones. “Cuando llegan no llega una sola, porque necesitan competir con otras, y de pronto tienes 10 o 15 escuelas que invierten dinero en la ciudad, generan empleo, pero además agarran a 1.500 jóvenes de la región y los ponen a estudiar, a comer, a vivir y a soñar con un futuro”, añadió el mandatario.

El alcalde manifestó que con la Federación Colombiana de Béisbol se ha trabajado en los diseños de una infraestructura con canchas, dormitorios, comedor, acompañamiento psicosocial, que estaría construida y funcionando en 2022.

Otra situación que se convierte en una oportunidad para Barranquilla es el deterioro de las condiciones socioeconómicas de Venezuela, lo cual ha hecho que muchas organizaciones abandonen el norte de Suramérica y estén abiertas a explorar nuevos asentamientos. Barranquilla podría reunir las condiciones de lo que requieren para acoger sus campamentos.

Para el alcalde, el impacto que esto generaría en la ciudad no solo estaría representado en el desarrollo del béisbol como industria, sino en la formación de miles de niños que recibirían buena nutrición, educación y valores, además de generar empleo e inversión.

“Si el joven no llega a Grandes Ligas sale a los 18 años graduado con un título técnico, con conocimiento en inglés y con unos valores de liderazgo, manejo de emociones, con un sueño de vida bien plantado, es decir, nos entregan un mejor joven y una mejor ciudadanía. Es una gran noticia para Barranquilla y vamos a empezar con un plan piloto”, añadió.

El mandatario visitará los campamentos de los Yankees de Nueva York, los Angels de Anaheim y Cardenales de San Luis, y se reunirá con el ministro del Deporte de República Dominicana, Francisco Camacho; el comisionado Nacional de Béisbol, Junior Noboa; el comisionado de Béisbol Profesional del Caribe, Juan Francisco Puello; el presidente de la Liga de Béisbol Dominicana, Vitelio Mejía; el director de Operaciones de la MLB para República Dominicana, Yerik Pérez; y el embajador de Colombia, Daniel Cabrales.

Para Junior Noboa, comisionado Nacional de Béisbol de República Dominicana, lo principal es que Colombia tiene el talento: “Es una nación de deportistas, está comprobado, lo único que tenemos que hacer es, así como se ha desarrollado el fútbol, hacerlo con el béisbol. Nada mejor que la costa caribeña de Colombia para que esto pueda ser una realidad y que Colombia pueda ser una potencia el béisbol, porque lo principal lo tiene, que son los atletas”.

Otro de los propósitos del viaje a República Dominicana es hacer gestiones para que Colombia pueda ser sede de la Serie del Caribe, el torneo de béisbol más importante de América, en el que participan cada año novenas de los países miembros de la Confederación de Béisbol Profesional del Caribe (Venezuela, República Dominicana, Puerto Rico y México), así como naciones invitadas, como Colombia y Nicaragua.