Anuncios

Las empresas Cisco de los Estados Unidos, dedicada a la tecnología de la información, DHL de Alemania, concentrada en logística y Hilton de los Estados Unidos, principalmente en hotelería, de acuerdo a la revista Fortune y a el estudio de Great Place to Work, ocupan los tres primeros lugares a nivel mundial para trabajar, donde el bienestar de los empleados es importante, también son reconocidas por su buena imagen ante los clientes y usuarios y por buenos retornos para sus accionistas.

Esto implica observar una Conducta Empresarial Responsable, esencial para qué dentro de la organización, de manera cotidiana se refuerce la autoestima de los integrantes.

Existen empresas grandes en los sectores de automóviles, comunicaciones, bancos, software, transporte y redes sociales, que a pesar de tener recursos y tecnología de punta, no son escogidas como las mejores empresas para trabajar.

La diferencia es la preocupación real de la búsqueda del bienestar de los integrantes de la organización, del trato a proveedores, usuarios y clientes, más allá de lo que se dice en los medios oficiales de la empresa.

Algunos dirán que esto es tema de niños y jóvenes, entonces ¿Por qué en la organización se tiene que trabajar para que las personas tengan una buena autoestima? 

Tomemos cómo definición de Autoestima, la percepción, valoración o juicio de pensamientos, sentimientos y experiencias que se hace de sí mismo.

Las personas con buena autoestima fácilmente presentan ideas y proyectos, admiten críticas de tal manera que se puedan mejorar para el bien de la empresa, tienden a tener conductas correctas y cuando por alguna situación se equivocan, lo comunican más abiertamente en busca de una solución. 

Un líder, directivo o jefe, más allá de los comentarios de motivación tradicionales, debe propiciar un ambiente de buena autoestima, esto significa, un proceso de conocer cómo es cada uno de los integrantes de su grupo, cómo perciben el mundo, cómo procesan la información y crean conocimiento, cuál es su forma natural de interactuar y comunicarse y de trabajar en grupo.

Este conocimiento le da la capacidad de asignar tareas y roles e interactuar con cada uno de ellos de manera asertiva.

El gerente general de una empresa, tendrá directores de departamentos diferentes, no es lo mismo la comunicación que se tiene con el director financiero, dónde se espera que haya orden en los datos e informes que se entregan, a la que se tiene, con el director de marketing dónde las ideas pueden ser divergentes, uno no es mejor que el otro, solo diferente.

Otro aspecto importante es reconocer genuinamente cuando las personas hacen su trabajo bien hecho, más allá de decir que ya le estoy pagando un sueldo; no importa la edad, la importancia dentro de una organización o los títulos profesionales, todos necesitamos el reconocimiento de los superiores.

Sí encuentra que un subalterno, no está haciendo su trabajo de la manera correcta, tómese el tiempo para analizar qué es lo que realmente está pasando, tenga como premisa, lo desarrollado por Xmaseducacion “Las personas hacen las cosas mal, porque no la saben hacer bien”, nadie quiere fallar, si lo hace es porque no está considerando alguna variable, tiene datos errados, proceso equivocado o tiene un objetivo incorrecto.

Escuché activamente, cuando uno de los integrantes de la organización le dice que quiere hablar con usted, muchas veces se asume qué se conoce todo, perdiendo la posibilidad de tener nueva información que pueden variar toda la perspectiva de una situación.

Sea coherente, cuándo se dice que su oficina siempre tiene las puertas abiertas, si las personas se acostumbran a que pueden comentarle, probar ideas y proyectos sabrá lo que realmente pasa, minimizando riesgos y maximizando oportunidades.

Propicie la cordialidad en todas las interacciones, así se esté en desacuerdo, una persona agredida difícilmente lo olvida, en ese mismo momento dejó de trabajar activamente para la empresa y se generan fisuras en la lealtad, así se hayan firmado acuerdos de confidencialidad.

Cuando una persona visita la organización le es fácil percibir si el ambiente es amable y proactivo, de esas percepciones, el cerebro toma decisiones inconscientes sobre trabajar o no con estas personas.

No importa sí es un portero, almacenista o el presidente de la compañía, todos transmiten cómo es la empresa, todas las actitudes son importantes y todos desde su trabajo aportan o restan y cómo decimos en Xmasempresas ¨Las empresas se organizan racionalmente, pero se ejecutan emocionalmente¨. 

¿Cuál será el nivel de autoestima de los integrantes en su organización?

Por Mauricio Salgado Castilla

@salgadomg