Anuncios

El pasado 26 de octubre la Sección Primera de la Sala Penal de la Audiencia Nacional española aprobó la extradición de Edwar Mazo Sánchez, presunto determinador del homicidio de Luz Helena Belalcázar Rico, su excompañera sentimental y madre de su hija.

El crimen ocurrió el 21 de febrero pasado en el corregimiento de Aguaclara, municipio de Palmira (Valle del Cauca).

Mazo Sánchez, quien llegó a Bogotá el pasado 28 de octubre anterior, procedente de Madrid, fue entregado a Interpol Colombia y puesto a disposición de la Fiscalía Seccional. Su captura fue legalizada por el Juzgado Tercero Penal de Cali para que cumpla la medida de aseguramiento por los delitos de feminicidio agravado y porte de armas de fuego.

El ente acusador ya había presentado escrito de acusación contra el procesado ante los juzgados penales del circuito. La audiencia se realizará en diciembre próximo.

El crimen

De acuerdo con la investigación, Luz Helena Belalcázar fue asesinada en un bus que se movilizaba por la vía que de Pradera conduce a Florida. El responsable del homicidio fue otro pasajero quien le disparó a quemarropa.

Labores de policía judicial como como entrevistas a testigos, interceptación de líneas telefónicas y confrontación con álbumes fotográficos permitieron establecer que el crimen fue cometido por Julián David Salcedo Dagua, capturado y presentado ante un juez penal de garantías, para las audiencias concentradas.

Salcedo se declaró culpable de los delitos de feminicidio agravado y fabricación, tráfico, y porte de armas de fuego, y confesó que fue contratado por Mazo Sánchez para cometer el asesinato a cambio de $500.000, hecho para el cual, dijo, también le dio el arma. Esta persona fue condenada por el Juez Cuarto Penal a 20 años de prisión. La sentencia quedó ejecutoriada.

Mazo huyó a España donde permaneció año y medio; su captura fue realizada por la Interpol el 4 de septiembre de 2020 en Tenerife (Islas Canarias), esto a raíz de la Fiscalía General de la Nación