Anuncios

Las habilidades interpersonales han recobrado un gran valor dentro de las empresas, haciendo que cada día sean más apetecidas. En gran medida, esto se debe a que, al ser combinadas con las competencias técnicas, abren las puertas al crecimiento y desarrollo de los equipos y, por ende, de la empresa.

Sin embargo, es claro que existe todo un océano de capacidades que son susceptibles de ser consideradas importantes para el buen desempeño social al interior de las organizaciones; por eso, Javiera Ruiz, Chief Human Resources Officer de la empresa de viajes Despegar, presenta cuatro de las más importantes a tener en cuenta para destacarse en el entorno laboral y que deben incentivarse en todos los equipos de trabajo:

  1. Innovar para crear valor: En sectores de gran dinamismo, constantemente hace falta pensar “fuera de la caja” y descubrir nuevas formas de hacer las cosas. Esto, además de incentivar la creatividad del grupo, crea una sana competencia que permite romper el ritmo de trabajo en busca de la optimización de los procesos.
  2. Desafiar, cambiar, mejorar: Es indispensable llevar como bandera el estilo de aprendizaje “just in time”, que básicamente es abrirse a adquirir conocimiento en el momento mismo en que se necesite, considerando los errores como una oportunidad para construir y desarrollar instancias de aprendizaje en aquellas competencias necesarias para el negocio. 
  3. Aprendizaje colaborativo: Ser capaces de adaptarse a estructuras organizacionales con el fin de desplegar y descubrir nuevas habilidades, donde lo más importante y el eje de todo, es aprender con agilidad. Todos los miembros del equipo cuentan con aptitudes y conocimiento, que vale la pena absorber y replicar.
  4. Mantenerse en movimiento: Cuando se hace parte de un equipo de trabajo, es necesario ser exigentes y apasionados; si se disfruta lo que se hace, es fácil motivarse a superar las propias expectativas y mantener viva la inquietud por seguir creciendo.

El papel de las empresas

Lejos de ser estáticas, es indispensable que las compañías estén alineadas a todo nivel con estos conceptos, velando permanentemente por una óptima “experiencia del empleado” de punta a punta, propiciando su aprendizaje constante y brindándoles continuas posibilidades de desarrollo y movilidad interna. 

“En Despegar, damos gran importancia al trabajo en equipo, a través de células multidisciplinarias compuestas por colaboradores de distintas especialidades que buscan plantear soluciones innovadoras a los desafíos que la industria nos presenta día a día”, destaca la ejecutiva

En épocas tan versátiles, las empresas deben repensar sus propuestas de valor y qué tanto están respondiendo a las necesidades de sus talentos, no sólo quienes están interesados en formar parte de la compañía, sino también en quienes hoy ya son parte de ella. Sin duda esta es una estrategia dinámica y en evolución, la cual adoptarán aquellos que estén dispuestos a vivir en un constante proceso de ensayo y error.