Agencia AP

La pandemia por covid-19 ha intensificado la violencia contra las mujeres. “Los factores estresantes socioeconómicos como el empleo y los factores estresantes externos como la inseguridad alimentaria y las relaciones familiares tienen un impacto significativo, no solo en las experiencias de violencia o sentimientos de seguridad, sino también en el bienestar de las mujeres en general”, explica un informe de ONU Mujeres publicado este jueves.

Cada 25 de noviembre se conmemora el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, establecido por la ONU en 1981 para concienciar y prevenir la violencia física, sexual, psicológica y económica que se perpetua contra mujeres y niñas todos los días. La fecha coincide con el asesinato de las hermanas Mirabal, quienes realizaban activismo político en República Dominicana.

Según estimaciones recientes de la ONU, a nivel mundial, 245 millones de mujeres y niñas de 15 años o más han sido objeto de violencia sexual o física perpetrada por una pareja íntima en los últimos 12 meses.

La violencia de género, la violación más generalizada de los derechos humanos, no es ni natural ni inevitable, y debe prevenirse, indica la ONU.

El estudio destaca que casi una de cada dos mujeres ha sufrido o conoce a otra que ha experimentado alguna forma de violencia desde el inicio de la pandemia de covid-19. Cerca del 25 por ciento de las mujeres se siente menos segura en el hogar y los conflictos familiares han aumentado desde el inicio de la emergencia sanitaria.

La violencia de género, la violación más generalizada de los derechos humanos, no es ni natural ni inevitable, y debe prevenirse, indica la ONU.

El 21 por ciento de las encuestadas explicó que se siente insegura en casa debido al maltrato físico. Algunas mujeres comunicaron específicamente que habían sufrido daños a manos de otros miembros de la familia (21 por ciento) o que otras mujeres del hogar estaban sufriendo daños (19 por ciento).

UNA CRISIS MUNDIAL

Las encuestas indicaron que fuera de sus hogares, las mujeres también se sienten más expuestas a la violencia: el 40 por ciento de las participantes afirmó que desde que empezó la pandemia se siente menos segura caminando sola por la noche. Además, tres de cada cinco piensan que el acoso sexual en espacios públicos ha empeorado durante la contingencia.

“La violencia contra las mujeres es una crisis mundial que crece en conjunto con otras crisis”.

Entre los factores socioeconómicos que han influido en la inseguridad o violencia contra las mujeres, así como en su bienestar general, se cuentan las presiones financieras, la falta de empleo, la inseguridad alimentaria y las relaciones familiares.

La directora ejecutiva de ONU Mujeres aseveró que los nuevos datos “subrayan la urgencia de llevar a cabo esfuerzos concertados para poner fin a esta situación”.

“La violencia contra las mujeres es una crisis mundial que crece en conjunto con otras crisis. Los conflictos, los desastres relacionados con el clima, la inseguridad alimentaria y las violaciones de los derechos humanos contribuyen a que las mujeres y las niñas vivan con sensación de peligro, incluso en sus propios hogares, vecindarios o comunidades”, dijo Sima Bahous.

La funcionaria añadió que al exigir medidas de aislamiento y distanciamiento social, la pandemia de covid-19 dio lugar a una segunda pandemia de violencia en la sombra contra mujeres y niñas, que a menudo se vieron confinadas junto con sus maltratadores.

Un grupo de expertos de la ONU en derechos humanos recordó que las mujeres y las niñas de todo el mundo siguen siendo sometidas a múltiples formas de violencia de género, incluidos el feminicidio, la violencia en línea y la violencia doméstica.

“Aunque representan más de la mitad de la población mundial, las mujeres y niñas de todo el mundo todavía corren el riesgo de ser asesinadas y sujetas a violencia, intimidación y acoso cuando hablan, por el simple hecho de ser mujeres y niñas.

“La violencia contra las mujeres y las niñas es el resultado de la discriminación social, política, económica, racial, de casta y cultural que se perpetra a diario contra las mujeres y las niñas en toda su diversidad, incluso en el contexto de los conflictos armados”, apuntaron los relatores en un comunicado conjunto. N

Yahoo Noticias Newsweek México Foto archivo