Este será un año en el que veremos como algunas de las iniciativas que hasta ahora solo se estaban imaginando llegan a hacerse realidad. Pero no será una puesta en marcha que lo cambiará todo de golpe, pues será una ligera, pausada y progresiva. Los tomadores de decisión quieren tres cosas: crecimiento, digitalización y eficiencia.

Estos dos últimos años las empresas han estado en constante cambio por los eventos inesperados. Sin embargo, la promesa de los negocios digitales como forma de prosperar y avanzar en el mercado sigue siendo evidente. En 2022, los líderes tienen la oportunidad de adoptar innovaciones para acelerar el crecimiento e impulsar estratégicamente las compañías.

Estas tecnologías deben ofrecer:

  • Conexiones digitales confiables para las personas y dispositivos en todas partes.
  • Soluciones para escalar rápidamente la creatividad digital en cualquier lugar.
  • Capacidades innovadoras para acelerar el crecimiento empresarial.

De acuerdo con Juan Carlos Tercero, Senior Manager IT de Ricoh Latin América, estas son las tendencias que se complementan mutuamente y ayudan a los líderes a escalar, adaptarse y crecer.

  1. Las opciones “As a Service” evolucionarán rápidamente: Las empresas necesitan enfocarse en lograr sus objetivos organizacionales y de negocio, no en la complejidad de TI. Por ello, las empresas buscarán cada vez más soluciones “como servicio” (As-a-Service). Dicha tendencia se debe a que las empresas se están adaptando a la transformación digital, y el modelo “Dispositivo como Servicio” también llamado “DaaS” (un perfecto ejemplo de solución como servicio) ofrece un espacio de trabajo digital, flexible y colaborativo. Según la consultora IDC, en 2024, las empresas darán prioridad a la tecnología digital que pueda ofrecer experiencias empáticas a los clientes. Por ello, cambiarán el 70% de todo el gasto en TI a modelos “As a Service” centrados en los resultados.
  1. Hiperautomatización: El aumento de la atención al crecimiento, la digitalización y la excelencia operativa han puesto de manifiesto la necesidad de una automatización optimizada. La hiperautomatización es un enfoque impulsado por las empresas para identificar, examinar y automatizar el mayor número posible de procesos empresariales y de Tecnologías e Información (TI). Requiere el orquestado de múltiples herramientas y plataformas tecnológicas, incluyendo Robotic Process Automation (RPA), plataformas de código reducido y herramientas de extracción de procesos. En 2022, las empresas darán foco a establecer un mapa holístico y priorizar las iniciativas colectivas, en lugar de islas de automatización de tareas, para garantizar resultados empresariales sinérgicos y coordinados.
  1. Organizaciones “Data Driven” para impulsar la sostenibilidad y mayor eficiencia empresarial: El valor de los datos nunca ha estado tan claro. Pero a menudo, permanecen en silos dentro de las aplicaciones, lo que significa que no se utilizan con la mayor eficacia posible. Las empresas invertirán en soluciones para detectar y utilizar su información de manera más eficiente, dondequiera que se necesiten con el fin de poder obtener flujos de trabajo más ágiles y tomar decisiones empresariales de forma más rápida.
  1. Trabajo híbrido centrado en el talento: En los últimos meses, prácticamente todas las empresas han experimentado algún tipo de cambio que ha permitido remodelar su enfoque de trabajo. Cuando se realiza con éxito, permite mayor colaboración, innovación y agilidad. En 2022, las empresas establecerán estrategias de trabajo híbrido a largo plazo poniendo al talento en el centro. La tecnología y los procesos se establecerán con base en las necesidades de un capital humano móvil. Acertar en este aspecto conduce a una mayor agilidad empresarial y a un mejor apoyo a los colaboradores y a su productividad.
  1. Ciberseguridad perimetral: Los activos empresariales digitales están distribuidos en la nube y en los centros de datos. Los enfoques de seguridad tradicionales y fragmentados dejan a las organizaciones expuestas a las brechas. Por ello, aumentará la demanda de una arquitectura de ciberseguridad perimetral que proporciona un enfoque basado en la prevención para crear un servicio escalable e interoperable. La estructura común integrada asegura todos los activos, independientemente de su ubicación.

Estos puntos anteriores se unen a la macrotendencia que tendrá un gran auge este año: las empresas se enfocarán en lograr una experiencia total. Esta unifica tres disciplinas: experiencia del cliente, del usuario, del empleado. El objetivo es interconectar y mejorar cada una de ellas para lograr una experiencia más holística para todas las partes interesadas.