Con la presentación de diferentes artistas del género vallenato y urbano, un conversatorio a cargo de ‘Juanpis González’ humorista e Influenciador, además de bailes alusivos a la época, inició la celebración de los 60 años de esta Alma Mater. 

La alegría y el derroche de emociones fueron los protagonistas durante la noche en donde la Universidad del Magdalena celebró sus primeras seis décadas, con luces, serenata, pirotecnia y además la reconstrucción de su historia, a través de bailes y conversatorios. Una velada donde el protagonista fue el campus que por años ha resistido las luchas incansables y ha visto cómo los sueños se hacen realidad.

2F Studio fue la academia de baile que acogió a varios de los estudiantes de esta Casa de Estudios Superiores para exponer todo el talento en diferentes géneros artísticos, la puesta en escena de los más de 20 participantes, dejaron perplejos al público con cada uno de sus movimientos.

Los asistentes pudieron disfrutar del ‘Show de Juanpis’, el actor, humorista e influencer Alejandro Riaño entrevistó con su manera particular al Rector Pablo Vera, que entre chistes y chanzas contaron historias y divirtieron a estudiantes, graduados, funcionarios y comunidad universitaria en general.

De igual forma el Máximo Directivo relató de una forma breve el pasado, presente y futuro de lo que es, fue y será la Universidad, siempre dejando claro que sobre todo prevalece la vida y que para lograr los sueños hay que trabajar en ello.

Invitó a toda la comunidad universitaria a ser agradecidos, respetuosos y resilientes, porque hace 60 años solo eran 65 estudiantes y hoy son más de 20 mil. “Toda la historia de la Universidad nos lleva a una conclusión y es que ella transforma vidas, son 60 años de siembra”, señaló el Rector.

Así mismo, Vera Salazar indicó que “en este mismo camino hemos perdido amigos, compañeros, familiares y profesores que desafortunadamente no están con nosotros, pero los vamos a recordar por lo que hicieron, por lo que nos dieron y regalaron. Preservamos su legado como el don más importante que nos dejaron, los profes viven en lo que aprenden sus estudiantes”.

De igual forma, el Rector Pablo Vera dio un mensaje contundente y sentido a la comunidad universitaria, “las gracias no son para mí, son para todo ese personal de apoyo: comunicaciones, servicios generales, bienestar universitario, toda esa gente que nos está atendiendo y que seguramente se va a equivocar y yo les pido excusas si su servicio y el mío al final no es satisfactorio”.

Sin embargo, es medio de todo el Doctor Vera Salazar transmitió unas palabras de esperanza en donde dejó en alto la importancia de preservar la vida, un mensaje donde instó a los jóvenes a perseverar sin importar las condiciones en las que actualmente se encuentran, porque finalmente el futuro lo determinan ellos mismos y la Universidad es el camino que recorren para transformar sus vidas y recoger la Siembra, así como lo hicieron los primeros graduados.

Los fuegos artificiales fueron el espectáculo de la noche junto a diversas luces que anunciaron que la Alma Mater está oficialmente de fiesta y que ante los ojos de los estudiantes ratificó por qué es la “antorcha luminosa del Caribe”, tal como lo expresa el himno en sus letras.

El samario Lalo Ebratt junto a su grupo de bailarines saltó a la tarima con una puesta en escena descrestante, la comunidad universitaria cantó y bailó sus éxitos, gritaron eufóricos y disfrutaron de la noche. La melodía y la elegancia también tuvieron su espacio en el sextagésimo cumpleaños. Las voces y la interpretación impecable del Grupo de Cuerda de la Institución fue la cuota especial de la noche.

El artista y cantante Rafa Pérez fue el encargo de darle la serenata a UNIMAGDALENA en estos 60 años de Siembra, con palabras de afirmación dio las gracias a la Universidad, a sus directivos, docentes y todo el equipo de logística por hacer posible este espacio, en donde deleitó al público con sus éxitos musicales.

“Muchas felicidades a la Universidad, estoy muy agradecido con la sociedad, con todas las personas que hacen parte de este gran equipo de la Universidad del Magdalena por brindarle tantos años de educación, de sabiduría y profesionales bien preparados a nuestro país. Orgullo del Magdalena y orgullo de Colombia” señaló el artista.