La Fiscalía logró además que fueran sentenciados un contratista y el exsecretario de obras públicas del municipio.

En cumplimiento de la estrategia liderada por el Fiscal General de la Nación, Francisco Barbosa Delgado, que busca enfrentar la corrupción en los distintos niveles de la administración pública, un fiscal de la Unidad de Administración Pública de la Seccional Caquetá logró tres condenas en ese departamento.

La contundencia del material probatorio recaudado por investigadores del CTI del mismo grupo anticorrupción, permitió la condena a más de 7 años de prisión (88 meses) contra el exalcalde de Florencia (Caquetá) Andrés Mauricio Perdomo Lara (2016-2019), quien fue encontrado responsable de los delitos de contrato sin cumplimiento de requisitos legales, peculado por apropiación y falsedad ideológica en documento público.

La determinación también afecta al exsecretario de obras públicas de dicho municipio Diego Andrés Cuellar Silva, a quien le fue impuesta una condena a más de 6 años (76 meses), como responsable de los delitos de peculado por apropiación y falsedad ideológica en documento público.

Finalmente, el contratista Diego Alfonso Castañeda fue condenado a más de 5 años de cárcel (64 meses), por el delito de peculado por apropiación.

La investigación

Los hechos investigados están relacionados con la celebración de un contrato de suministros suscrito en septiembre de 2016 por un valor de 1.004 millones de pesos; siendo el objeto del mismo la entrega de 5.544m3 de asfaltita.

Labores de policía judicial evidenciaron cómo a pesar de la fecha de la firma; desde agosto de 2016; es decir, un mes antes de que se suscribiera el contrato; el contratista ya venía entregando asfaltita a la Alcaldía. Para la Fiscalía esto evidenció que el contratista fue escogido de antemano vulnerando los principios de selección objetiva, transparencia e igualdad sobre los demás oferentes.

Otras irregularidades se relacionan con la emisión de un paz y salvo respecto del referido contrato; a pesar de que el contratista no había entregado la totalidad del material. También se detectó un faltante de asfaltita calculado en 18 millones de pesos.

Todos los implicados deberán cumplir la condena en centro de reclusión. La decisión, de primera instancia, fue apelada por la defensa.