Las lluvias aún continúan cayendo en gran parte del país, lo que ha traído consigo la presencia de diferentes eventos causados por las precipitaciones que han impactado, en los primeros 20 días de junio, a 21 departamentos.
 
Dentro de estos 21 departamentos, se han visto afectados 110 municipios a través de 148 eventos que han sido reportados a la Sala de Crisis Nacional. Dichos eventos afectan al momento a 3.142 familias, más de 10.500 personas. Así mismo, 12 colombianos han perdido la vida, cuatro (4) han quedado heridos y otros cuatro (4) siguen reportados como desaparecidos.
 
En la evaluación de infraestructuras, 2.333 viviendas presentan averías y otras 54 han sido destruidas en lo corrido de este mes. También 103 puntos viales han tenido algún tipo de impacto por las lluvias al igual que 12 puentes vehiculares, dos (2) puentes peatonales; ocho (8) instituciones educativas y dos (2) centros de salud.
 
En junio, Cundinamarca y Antioquia son los dos departamentos más impactados por las lluvias así como Valle del Cauca y Cauca y lo Santanderes. En la mayor parte de los casos, las emergencias se han presentado por cuentas de movimientos en masa, inundaciones, crecientes súbitas y avenidas torrenciales.
 
“Estamos finalizando el primer semestre del año, el cual nos ha traído gran cantidad de lluvias y de acuerdo con lo esperado estas no van a parar aún, hay unos pronósticos que nos indican que aunque esta es una época de descenso de las precipitaciones están continuarán registrándose especialmente en las regiones Caribe y Orinoquia. Ante este panorama debemos fortalecer nuestras capacidades, sabemos que muchos departamentos han estado al límite de capacidades, pero debemos continuar generando estrategias para poder atender de manera conjunta a quienes se han visto afectados por estos eventos de lluvias” puntualizó Eduardo José González, Director de la UNGRD.
 
Frente a los pronósticos que están vigentes por parte del IDEAM en donde se ha señalado un aumento de hasta el 60% de las precipitaciones para esta época de mitad de año e incluso hasta agosto, la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres –UNGRD- mantiene activo su Plan Nacional de Contingencia, así como de el de Plan Nacional de Respuesta para hacer las activaciones necesarios en caso de ser requerido.
 
La UNGRD, refuerza el llamado a las comunidades a seguir las recomendaciones como medida preventiva para que se autoprotejan. Es importante NO exponerse en ríos, quebradas y zonas de ladera. Así mismo, se deben conocer cuáles son las zonas de mayor riesgo ante crecientes y deslizamientos. Si por ejemplo se está cerca de un río o canal estar atento a los cambios que este presente e informarlos a las autoridades. Desarrollar planes comunitarios con los vecinos, saber cuál es su punto de encuentro o de protección seguro.
 
Al respecto de otros eventos asociados a las lluvias como los vendavales o precipitaciones muy fuertes, es necesario que se aseguren techos y tejados; limpiar las canaletas que permitan que circulen siempre las aguas lluvia y evitar así inundaciones.