La línea de crédito Mujeres Empresarias, diseñada por el Fondo Mujer Emprende y Bancóldex, bajo los lineamientos de la Vicepresidencia de la República y la Consejería Presidencial para la Equidad de la Mujer, para impulsar a las micro, pequeñas y medianas empresas de mujeres, ha beneficiado 212 emprendimientos de colombianas, con créditos por $38.435 millones, en 22 departamentos del país.

Así lo destacó la Vicepresidenta y Ministra de Relaciones Exteriores, Marta Lucía Ramírez, quien lideró este miércoles la presentación de resultados de esa línea de crédito, junto con la Directora del Fondo Mujer Emprende, Nohora Vargas, y el Presidente de Bancóldex, Javier Díaz Fajardo.

“Lo que queremos lograr con la entrada de las mujeres al sector empresarial es que la economía colombiana crezca más, que nuestro país genere más empleos y alcance su máximo potencial. Tenemos en Colombia 26 millones de mujeres, de las cuales por lo menos 18 millones, tienen la capacidad de trabajar, y cuentan con suficiente inteligencia y potencial para hacerlo”, expresó la Vicepresidenta y Canciller.

Las microempresas fueron las mayores beneficiadas, con el 60% de las operaciones, mientras que las pequeñas alcanzaron el 15 % y las medianas el 24 %.

Por regiones, las principales beneficiadas estuvieron, en Bogotá, con 51 operaciones; Santander, 24; Atlántico, 16; Antioquia, 18; Valle del Cauca, 13 y Bolívar, 10.

La Directora del Fondo Mujer Emprende afirmó que “la colocación de la Línea superó las expectativas del Fondo y de Bancóldex, primero, por su rápida aceptación; segundo, porque alcanzó un apalancamiento equivalente a más de 15 veces el valor invertido por el Fondo (2.500 millones de pesos); y tercero, porque dimos una señal muy importante al mercado financiero sobre la pertinencia de diseñar y ofrecer este tipo de productos mipymes de mujeres”. 

Por su parte, el Presidente de Bancóldex señaló que “esta solución crediticia benefició a mujeres empresarias de todas las regiones del país, en un contexto de reactivación económica, apoyando el impulso de sus empresas y facilitando el acceso a financiación preferente en cuanto a plazos, periodos de gracia e incentivos para micro, pequeñas y medianas empresas de las mujeres colombianas”.

Los créditos solicitados por las emprendedoras fueron destinados para cubrir gastos de capital de trabajo, como la compra de equipos, insumos, arriendos, nómina, y demás costos relacionados, así como modernización de los negocios de propiedad de mujeres. El 94%de los créditos se invirtió en capital de trabajo y el 6% en modernización.

“Les agradecemos por ese gran impulso a la mujer, me siento privilegiada porque este crédito, además, fijó muy buenas condiciones para poder pagarlo.  Es muy accesible y competitivo”, dijo Sonia Patricia Méndez, empresaria beneficiaria del crédito.

(Con información de la Vicepresidencia de la República)