La Universidad del Magdalena hizo el lanzamiento del Voluntariado Macondiano en el municipio de Aracataca, Magdalena, el cual tiene como objetivo trabajar de la mano con las autoridades municipales y la comunidad en la preservación y conservación del patrimonio cultural de Macondo.

Esta iniciativa liderada por la Vicerrectoría de Extensión y Proyección Social y puesta en marcha a través del Voluntariado Universitario, busca extender sus actividades en el territorio. Por tal razón, esta Casa de Estudios Superiores vio en la Casa Museo y en Aracataca un escenario perfecto para la creación del Voluntariado Macondiano para extender los servicios y ofertas de la Universidad en esta importante zona del Magdalena.

Así lo explicó la psicóloga Lina Montero Yepes, coordinadora general del Voluntariado Unimagdalena, “El Voluntariado Macondiano es una nueva línea de acción del Voluntariado de la Universidad del Magdalena que se ejecuta en el municipio de Aracataca, donde se reúnen líderes, docentes, estudiantes de la Alma Máter y de instituciones públicas. Lo que se busca es preservar y conservar el patrimonio cultural macondiano a través de la Casa Museo lo que permitirá dinamizar una acción voluntaria donde nuestros proyectos puedan ejecutarse y formar a niños, niñas y adolescentes en la cultura, arte y literatura basada en las obras de Gabriel García Márquez”.

PARTICIPACIÓN COMUNITARIA

La comunidad del municipio de Aracataca podrá participar de manera activa de las diferentes actividades que estará realizando el Voluntariado Macondiano, entre esas se encuentran los proyectos ‘Cine a la Luna’, ‘+ H2O’, Capacitación en finanzas personales y el proyecto ‘Hábitos y Estilos de Vida Saludables’. Los interesados pueden obtener mayor información en las redes sociales de facebook e instagram del Voluntariado Universitario de la Universidad del Magdalena.

Entre las actividades a ejecutar se realizarán: un cine club, club de lectura, cine al barrio, manualidades de material reciclable, la construcción de la huerta literaria macondiana donde niños, niñas y adolescentes en conjunto con la Fundación Biohuellas van a sembrar las plantas que menciona nuestro Nobel en sus obras, igualmente, se formarán en finanzas personales a los artesanos que resaltan la memoria a través de sus productos, de nuestro Nobel Gabriel García Márquez.

Por su parte, Álvaro Quiroga Castillo, coordinador de la Casa Museo Gabriel García Márquez de la Universidad del Magdalena, resaltó la importancia de la puesta en marcha del Voluntariado Macondiano en Aracataca: “la Casa Museo Gabriel García Márquez en Aracataca es el epicentro de la cultura, nosotros nos hemos preocupado no solo por mantener dentro de las cuatro paredes que encierran al museo, sino que nuestro objetivo es salir hacia las comunidades y no hay mejor manera que articularnos con un voluntariado que llega a sumar y aportar desde lo técnico, desde el apoyo humano y logístico todas estas actividades que ellos articulan lo cultural con lo social”.

También señaló que desde la Casa Museo se vienen trabajando actividades como el cine club, las tertulias de cuentos garciamarquianos, las gabolecturas, por lo que se articularán de manera positiva con las actividades que implementará el Voluntariado Macondiano, que además cuenta con el respaldo de la Alcaldía Municipal y sus diferentes enlaces como el de discapacidad, de la Secretaría Cultura, la Secretaría de Gobierno, la Comisaria de Familia a través del apoyo psicosocial y la Fundación Biohuellas Macondo.

RECREACIÓN Y DEPORTE

De manera articulada con el Programa de Profesional en Deporte, el Voluntariado Macondiano, cuenta con la participación de estudiantes y voluntarios que van a ejecutar acciones desde el proyecto ‘Hábitos y Estilos de Vida Saludables’, puesto que el objetivo es brindar bienestar a la comunidad en general, pero ante todo, conservar y preservar el patrimonio cultural que dejó el Nobel.

Ever Vergara Madrid, estudiante del programa profesional en deporte y graduado del programa Educación Física, Recreación y Deporte aplaudió la puesta en marcha de este proyecto: “esta iniciativa es muy gratificante porque tenemos airoso y henchido el pecho al ser coterráneos del Nobel de Literatura García Márquez, y a través del Voluntariado podemos compartir los conocimientos e impulsar a los jóvenes de esta generación, transmitir los conocimientos en las diferentes facetas: salud, educación, deporte alejamos a los niños de las drogas, de los vicios, del ocio y los ponemos a practicar algo productivo en la vida”.