Muestra artística este jueves: El Cementerio de Electrodomésticos que deja Black Friday

49

Noviembre y diciembre se han convertido en algunos de los meses más esperados por los colombianos gracias a la celebración de fechas como Black Friday, Cyber Monday y Días sin IVA.

No obstante, si bien son fechas durante las cuales los colombianos pueden acceder a cientos de ofertas, también representan días grises para el planeta teniendo en cuenta todo el daño ambiental que se genera en esta temporada. 

Por eso, Greenpeace Colombia abrirá para todos los ciudadanos ‘El Cementerio de Electrodomésticos’, una instalación artística que busca generar conciencia acerca de la cultura del sobreconsumo. La muestra tendrá lugar este jueves 24 de noviembre en el Museo de Arte Moderno de Bogotá -MAMBO- en la sala Carlos Rojas, entre las 2:00 PM y las 6:00 PM. 

“Estas fechas comerciales promueven la obsolescencia y el desecho de electrodomésticos que son descartados, aunque su vida útil aún no haya concluido. A pesar de que el planeta cuenta con recursos limitados, el sistema económico actual funciona a un nivel que serían necesarios 1,8 planetas como la Tierra para satisfacer el ritmo de consumo”, señaló Tatiana Céspedes, Coordinadora de Campañas para Greenpeace Colombia.

Las cifras son alarmantes

Estableciendo un comparativo para entender el panorama real, la huella que deja el Black Friday en el planeta equivale a todo el carbono almacenado en 64 hectáreas de bosque tropical.

Y es que es importante comprender que el 70% de gases que genera el cambio climático se debe a la producción y comercialización de productos, cerca del 30% a transporte (tanto personas que van a comprar como entrega de mercancías) y el 0,37% a embalajes, de acuerdo con el reciente Reporte de Sobreconsumo de Greenpeace.

A esto se suma los cerca de 50 millones de toneladas de aparatos electrónicos que cada año resultan en desechos en todo el mundo, según el Programa para el Medio Ambiente de las Naciones Unidas.

Es evidente que estas fechas comerciales y la reactivación económica se han convertido en la mejor excusa para el consumo desmedido, además de las puertas que ha abierto el comercio electrónico, dando paso a la creación de jornadas de descuentos y ofertas, sin tener que desplazarse ni atravesar por grandes aglomeraciones. 

No obstante, como personas es fundamental reconocer que hacemos parte de una ciudadanía, no de una sociedad de consumidores. Con esto en mente, es imprescindible que las ciudades establezcan estrategias que apoyen a las personas a reducir el consumo, promover nuevos hábitos basados en la reutilización y la inclusión del reciclaje como el último paso en la larga vida de un producto.

Debemos ser conscientes de que cada compra pone en marcha un proceso, y hay que elegir cuidadosamente cuánto y qué comprar. Preguntarnos si realmente necesitamos un producto nuevo, antes de comprarlo, es una buena práctica para reducir el sobreconsumo, y así evitar gastar recursos del planeta y liberar emisiones al fabricar, transportar, empaquetar o utilizar dichos productos”, concluyó Tatiana Céspedes. 

Cuidar el medio ambiente es una tarea de todos y todas. Por eso, Greenpeace Colombia invita a todas las personas a que hagan parte de esta muestra cultural, además de hacer una segunda reflexión durante este Black Friday: Si no lo necesitas, no lo compres.