El anillo del Señor de los Anillos, ¡Sí existe!

333

John Ronald Reuel Tolkien conocido como J.R.R. Tolkien, creador de los libros El Hobbit y el Señor de los Anillos, miró asombrado los símbolos paganos y cristianos en el anillo de oro de 12 quilates, ¿cómo era posible que este anillo del siglo IV, compartiera esos símbolos?

El anillo había sido encontrado por un granjero trabajando la tierra en Silchester, en 1875 y llevado a la Biblioteca Nacional de Inglaterra, olvidado como otras muchas cosas, hasta que el arqueólogo Mortimer Wheeler lo encontró en 1929, invitó a Tolkien a ser parte del grupo que investigará no sólo el anillo, sino su relación con una piedra encontrada en la misma zona, con inscripciones latinas dónde se hablaba de un maleficio.  

Para este momento Tolkien, nacido el 1892 en Sudáfrica, ya era un reconocido profesor de la Universidad de Oxford, experto en idiomas, entre esos:  griego, latín, gales y finlandés, a partir de los cuales creó los idiomas de sus novelas.

Sin duda este anillo verdadero, expuesto en The Vyne, una antigua mansión situada al sur de Inglaterra que funciona como museo, influyó ciertamente en los mundialmente famosos libros y películas del Señor de los Anillos, sobre todo en la maldición que caería sobre el que lo poseyera.

Retomando el escrito de la semana pasada sobre las competencias blandas o como las llama Xmaseducacion, competencias esenciales, porque son definitivas en las organizaciones del siglo XXI.

La innovación y su base la creatividad, son las competencias más escasas en las organizaciones actuales. Estas son las que han determinado el liderazgo de empresas cómo Alphabet (Google), Apple, Samsung, Jhonson & Jhonson, Pfizer, Microsoft, Amazon, Starbucks, Mercedes Benz, BMW, Siemens a nivel mundial y en Colombia, Ecopetrol, Argos, Nutresa o Colombina.   

Tolkien aprovechó la investigación del anillo del siglo IV, para innovar en sus escritos, y darla toda una base al Señor de los Anillos, hasta ese momento no había escrito sobre él, son muchas las oportunidades para crear, lo importante es estar con la atención a todo lo que nos rodea, vemos o leemos para hacerlo.

Siguiendo los componentes de la Toma de decisiones estratégicas del artículo anterior llamado “Himalaya plutonio y espionaje no es un cuento chino”:

Innovación, es una de las competencias definitivas para que las organizaciones puedan competir exitosamente, desafortunadamente el modelo de educación tradicional, no la promueve, es más limita todas las acciones de creatividad, de tal forma que cuando se es adulto, ni siquiera se sabe cómo pasar de las ideas a algo concreto que permita generar valor, ya sea reducir costos innovando en un proceso administrativo, o en una nueva forma de producir un bien a menor costo, o hacer una variación en una fórmula de un químico, cómo en los recubrimientos de nano cerámica para que la ropa dure más, o sé pueda recubrir un vehículo de forma que no se ensucie, no se oxide y se vea cómo nuevo,  reduciendo la necesidad de agua.

Modificar un proceso comercial, o innovar en todo lo que es servicio al cliente muy importante en el tema de atención a los clientes cuando tienen inquietudes, quejas o reclamos; Urgente innovar en la forma como se asignan citas para los servicios de salud o para ser atendido en un servicio público.

A veces una idea nueva, cuando se presenta tiene muchas falencias, pero si se pide a todos los participantes de un grupo que asuman el rol creativo, en lugar de fijarse en las deficiencias, pueden surgir variaciones que no solo lo hacen viable sino mejorado, este ejercicio es el mayor activo de Google, donde se motiva a tener ideas y compartirla con otros para estructurar y pasar a volverla una verdadera innovación, algo realizable que genera nuevo valor.

Optimista, ¿Qué es lo mejor que puede pasar al tomar una decisión? se pensaría que es innecesario, pero son muchos los negocios, sobre todo proyectos en desarrollo donde no se venden los activos sino los escenarios futuros, cómo es el caso de proyectos de generación de energía con celdas fotovoltaicas, o grandes molinos que mueve el viento para generar energía , la capacidad de generar energía durante 30 años, es lo que determina el valor más que el costo en sí de la instalación, o el número de usuarios en las aplicaciones virtuales.

Por eso cuando se lanza un nuevo producto o servicio, es importante conocer el escenario más optimista, ha sucedido que los estudios de marketing se han quedado cortos y no previeron los suministros o la atención a tantos interesados, no solo perdiendo una oportunidad sino dejando una mala percepción en el mercado. 

Directivo, este es el rol que el cerebro asume cuando tiene que coordinar diferentes funciones o roles del pensamiento, es esencial en un gerente, jefe, coordinador o persona responsable de la ejecución, el adelanto de una actividad o un proyecto, o el que hace se asuman todos los roles del pensamiento humano.

¿Listo para tener las competencias esenciales en el siglo XXI? [email protected]

Por Mauricio Salgado Castilla

@salgadomg