Barranquilla, con mejor educación sexual

517

Hablar ‘A Calzón Quitao’ para prevenir embarazos en adolescentes ha sido de las principales apuestas de la Administración del alcalde Jaime Pumarejo.

Para lograrlo, el Distrito lidera la implementación de proyectos enfocados en la prevención y empoderamiento de derechos sexuales y reproductivos, a través de la gestión de la Gerencia de Desarrollo Social, las secretarías distritales de Salud, Educación, la Oficina de la Mujer y el apoyo de entidades aliadas.
 
Al analizar los datos comprendidos entre 2021 y 2022 referidos al nacimiento de nacidos vivos cuyas madres sean adolescentes entre 15 y 19 años puede señalarse que este indicador tuvo un descenso del 18,36 %, según el Dane. 
 
Sobre la mejora en el índice, el gerente de Desarrollo Social, Alfredo Carbonell, aseguró que programas como ‘A Calzón Quitao’, por medio del cual se le habla a los jóvenes para que tomen las mejores decisiones, están funcionando, están llegando a la gente. 
 
“Estamos trabajando en esos barrios y sectores donde las tasas estaban más elevadas. Estamos trabajando desde los colegios con la Secretaría de Educación, y con la Secretaría de Salud venimos trabajando, brindando servicios amigables en nuestros PASO y CAMINO, eso quiere decir: acceso a toda la información sobre métodos anticonceptivos, sobre enfermedades de transmisión sexual, y estamos empoderando a nuestros jóvenes con una información muy clara sobre sus derechos sexuales y reproductivos para que tomen las mejores decisiones”, detalló Carbonell. 
 
Por su parte, el secretario de Salud del Distrito, Humberto Mendoza, precisó que esta disminución es producto de “un trabajo colectivo que se centra en la educación, sensibilización y mejoramiento de competencias en el talento humano asistencial y el talento humano de las instituciones educativas distritales”.

Impacto territorial
 
Con la estrategia territorial ‘Hablemos a Calzón Quitao’, el Distrito ha llegado a más de 50.000 jóvenes, adolescentes, incluyendo a padres, madres, cuidadores, y avanza a paso firme trabajando articuladamente en la promoción de derechos sexuales y reproductivos, la prevención de violencias basadas en género, la prevención de embarazos en adolescentes, y la prevención de matrimonios infantiles y uniones tempranas. Así como la identificación de los sectores y comunidades de la ciudad que deben ser priorizados para la intervención social y realizando acciones en los entornos de desarrollo (salud, educación, comunidad y familia) de los niños, niñas, adolescentes y jóvenes.
 
Es por ello que el trabajo con aliados como Fundación Santo Domingo, USAID/ACDI VOCA, Profamilia,  UNICEF y muchos otros ha sido clave en el proceso de continuar fortaleciendo y promoviendo la corresponsabilidad de los diferentes actores en la garantía de derechos de esta población. 
 
Se ha logrado impactar al 100 % de las instituciones distritales de las 5 localidades de la ciudad; se han fortalecido los servicios amigables de la red de salud pública distrital MiRed, priorizando la intervención en los PASO y CAMINO que requieren mayor demanda por este tipo de casos: Bosques de María, del barrio El Bosque; Villas de San Pablo; Rebolo; Luz Chinita y Nueva Vida, en el barrio 7 abril; brindando a niños, adolescentes y jóvenes barranquilleros una atención diferencial con orientación oportuna sobre salud y sexualidad, de acuerdo con las necesidades específicas de su ciclo de vida.