Cuatro usos de la tecnología que pueden mejorar la calidad de vida en la tercera edad

605

Según la Organización de las Naciones Unidas, se prevé que el número de personas de 65 años o más en todo el mundo se duplique, pasando de 761 millones en 2021 a 1600 millones en 2050; por su parte, los mayores de 80 años están envejeciendo más rápido.

Si bien los jóvenes, entre los 15 y 24 años, son los más conectados a través de la tecnología, los adultos mayores están más alejados de su uso en la cotidianidad.

En un mundo cada vez más digitalizado y con avances significativos en el desarrollo de dispositivos y productos tecnológicos, es necesario que la población mayor de 60 años tenga más acceso, comprensión de su uso y conozca los beneficios que pueden mejorar su calidad de vida. De acuerdo con la Unión Internacional de Telecomunicaciones – UIT, las tecnologías de la información y las comunicaciones pueden permitir un envejecimiento saludable, facilitar el acceso a la información, asistencia sanitaria y participación socioeconómica.

La pandemia del Covid-19 detonó un mayor uso de la tecnología en los hogares, incluyendo la adopción de nuevos dispositivos y herramientas digitales por parte de los adultos mayores, sobre todo para su comunicación con familiares y seres queridos. Así mismo, se evidenció el uso de celulares, tablets y televisores como una alternativa de entretenimiento, ocio y aprendizaje. Sin embargo, posterior a este suceso, la tecnología y digitalización han avanzado significativamente, dejando relegada a esta población, la cual podría beneficiarse en temas de asistencia, monitoreo de su estado de salud, promoción de hábitos de vida saludable y fortalecimiento cognitivo”, menciona Natalia Aguirre, directora de mercadeo de Alkomprar.

Para el uso y adopción de la tecnología en los países, la conectividad juega un rol crucial. De acuerdo con la Organización para las Naciones Unidas, se calcula que solo 407 millones de personas utilizaron internet en el 2022, mientras que 720 millones no tienen conexión. En el caso de Colombia, según el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, 17 de cada 100 colombianos tiene una conexión fija a internet.

“Solemos confundir la adopción de la tecnología, exclusivamente con el consumo de pantallas, sin embargo, va más allá. Hoy en día, contamos con dispositivos que pueden utilizarse en los hogares y en el diario vivir, que pueden ser de gran utilidad para los adultos mayores, dándonos un parte de tranquilidad a familiares, seres queridos y cuidadores. Sin embargo, es importante que la industria, la población en general y su entorno nos tomemos el tiempo de acercar la tecnología a esta población”, comenta Natalia Aguirre, directora de mercadeo de Alkomprar.

Algunos beneficios de la adopción de la tecnología en la tercera edad:

1.     Estado de salud:

Hoy en día existen dispositivos que pueden enlazarse entre sí e informar oportunamente el estado de salud de los adultos mayores e incluso monitorear y reportar directamente los resultados a sus médicos de cabecera. Relojes y pulseras inteligentes cada vez más están desarrollando avances que registran la presión arterial, frecuencia cardiaca, saturación de oxígeno en la sangre, entre otras. Así mismo, pueden fomentar la actividad física, adecuada alimentación y evitar el sedentarismo, principales factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2 y obesidad. También, pueden ser de utilidad en casos de emergencia para alertar a sus familiares y seres queridos.

2.     Activar funciones cognitivas:

El uso de las tecnologías, dispositivos y aplicaciones pueden ser de utilidad para fortalecer el aprendizaje, atención, concentración y memoria. Incluso, hacer uso de estas puede estimular la actividad mental y reducir el riesgo de enfermedades como el alzheimer.

3.     Interconexión y relaciones:

La digitalización y uso de la tecnología promueve el fortalecimiento de vínculos sociales, sobre todo en la tercera edad. No solamente la voz, sino también tener la capacidad de observar y relacionarse con familiares y seres queridos es cada vez más viable gracias a los desarrollos tecnológicos, una realidad distinta a la del siglo pasado.  Cabe destacar que el contacto humano es esencial en todas las etapas de la vida.

4.     Cotidianidad en los hogares:

La creciente tendencia de los hogares inteligentes puede beneficiar a los adultos mayores y de la tercera edad, facilitando las actividades cotidianas. Los asistentes de voz no solo se convierten en una excelente alternativa para interactuar con otros dispositivos como televisores, neveras, lavadoras, iluminación, además de aclarar inquietudes, recordar fechas o eventos importantes, entre otros.