El 5G podría impulsar la revolución medica

336

Desde almacenar y acceder a bases de datos complejas de manera instantánea hasta hacer cirugías a distancia, son las proyecciones que el 5G y las telecomunicaciones plantean en el sector de la salud.

El 5G es una realidad en muchos países de Latinoamérica. Las expectativas que se tienen sobre esta nueva tecnología, que promete traer muy altas velocidades para los usuarios, no solo potenciará al sector de las telecomunicaciones, sino a otros sectores tan relevantes como el de la industria y la salud.

Este último, quizás, es el que proyecta avances que, hace algunos años, apenas eran producto de la ciencia ficción: telemedicina, cirugías practicadas de manera remota, bases de datos y sistemas de diagnósticos potenciados con IA… un despliegue tecnológico que podría significar la descentralización de la salud en países con tantos desafíos al respecto.

«En el campo de la salud, la tecnología celular podría estar optimizando el uso de recursos, la productividad del personal médico —especialmente cirujanos— y aliviar la vida del paciente en procesos de operación y recuperación», explica Janeth Rodríguez, VP de Infobip para LATAM, una compañía líder en desarrollo de soluciones tecnológicas en la comunicación con implementación de IA y omnicanalidad para el sector industrial, comercial e institucional.

Cuatro innovaciones que el 5G trae para la medicina

La experta de la compañía tecnológica resalta dos características fundamentales del 5G para la revolución médica: menor latencia y mayor ancho de banda. «Con esto, un cirujano podría monitorear a un paciente a distancia, e incluso hacer cirugías sin estar presente en la sala».

Aquí, Infobip nos brinda cuatro innovaciones que el 5G podría traer a la medicina

Cirugía asistida por 5G: Las telecirugías son una realidad que ya ha cosechado casos de éxito en muchos países, apoyados con los avances en robótica. No solo se garantiza mayor precisión en los procedimientos, sino una gran comodidad para el personal al operar sin tener que estar congregado en la misma sala. Esto será posible por la capacidad que brinda el 5G de compartir imágenes en ultra alta definición en tiempo real y ofrecer respuestas inmediatas durante operaciones a distancia.

Teleconsulta potenciada por 5G: Poder atender a un paciente desde su casa podría ser una experiencia tan eficiente como la de ir al consultorio médico. El 5G mejoraría la conectividad garantizando teleconsultas más rápidas y efectivas. Por supuesto, este escenario será una realidad también mediante la reducción de la brecha digital, un de los retos más grandes de los gobiernos recientes.

Centralización de datos médicos e inteligencia artificial: La capacidad del 5G para proporcionar una conexión constante y estable, así como la implementación de nubes privadas con gran capacidad de almacenamiento, fortalecerá la centralización de datos médicos. Y con la IA aplicada, se podrán hacer análisis para diagnósticos, investigaciones y tomas de decisiones, en tiempo récord. La red 5G facilitaría un acceso rápido a bases de datos complejas, así como la transmisión instantánea de datos pesados, como imágenes médicas o videos.

Cirugía robótica con 5G: La cirugía robótica ya es una realidad en muchos países. Con el 5G, la conexión de internet sería tan estable que un cirujano podría hacer todo un procedimiento quirúrgico sin interrupciones y desde cualquier lugar.

El 5G y la democratización de la medicina para Latinoamérica

El poder atender a un paciente remotamente, o incluso poder operarlo y monitorear su recuperación a distancia, no solo contribuiría a la descongestión de los centros y la optimización del trabajo médico, sino que podría llevar la atención médica a lugares donde es imposible llegar hoy en día.

Hay poblaciones que no cuentan con servicios de salud, pero sí tienen una conexión a internet, y conforme se despliegue esta tecnología, muchos pacientes podrían beneficiarse como nunca antes, tan solo estableciendo una conexión mediante sus dispositivos móviles.

«El 5G es un motor de gran potencia en la transformación digital que atraviesa el continente», señala Janeth Rodríguez. «Nubes privadas, extensas redes y canales de interacción personalizados mediante plataformas robustas que centralizan la comunicación, encriptación máxima… es una tecnología que compañías como la nuestra ya implementa en la industria y el comercio; encauzadas hacia la salud, podrían ser las soluciones que lleven la medicina a ese siguiente paso al futuro».