Real Madrid y Barcelona se examinan en su tercer ‘Clásico’ en EEUU

2874
Jude Bellingham es felicitado por sus compañeros tras anotar el primer gol del triunfo del Real Madrid ante el Manchester United. (Tim Warner)

Como aperitivo de una nueva batalla por la liga española, el Real Madrid y el FC Barcelona se verán las caras el sábado en Dallas (Texas) en su tercer amistoso en Estados Unidos, con un balance hasta ahora de dos victorias azulgranas.

El escenario será esta vez el imponente AT&T Stadium, hogar de los Dallas Cowboys de football americano, que espera recibir hasta 80.000 aficionados cuando el árbitro haga el silbatazo inicial a las 16H00 locales (21H00 GMT).

Aunque el Madrid afronta el Clásico con un balance desfavorable ante el eterno rival, tras las derrotas de 2017 en Miami por 3-2 y del año pasado en Las Vegas por 1-0, Carlo Ancelotti aseguró el viernes que tiene prioridades mayores en esta pretemporada que romper esa racha.

“El resultado es lo menos importante. Lo más importante es seguir progresando en un test que será muy exigente porque el rival es muy fuerte”, afirmó el técnico italiano en conferencia de prensa.

En estos primeros compases de pretemporada, los pupilos de Ancelotti han dado más motivos para aparecer como favorito después de solventar a su favor sus dos primeros amistosos.

Si ante el AC Milan en Los Ángeles fue capaz de remontar dos goles para imponerse 3-2, el miércoles logró un triunfo más rotundo por 2-0 ante el Manchester United en Houston con dos tantos espectaculares de sus refuerzos Joselu y Jude Bellingham.

El joven mediocampista inglés, por quien el Madrid abonó más de 110 millones de dólares al Borussia Dortmund, está dejando muy buenas sensaciones en sus primeras apariciones y motivó que Ancelotti cambiara a un dibujo 4-4-2 para explotar su potencial ofensivo.

Este esquema, sin embargo, podría acabar siendo una prueba veraniega más si la crisis de Kylian Mbappé con el Paris Saint-Germain concluyera con su llegada al Madrid, donde asumiría la plaza de nueve de su compatriota Karim Benzema.

Este viernes, Ancelotti volvió a rehuir preguntas sobre Mbappé, en este caso sobre los reportes de un reciente acercamiento entre el PSG y el Madrid para concretar en breve su traspaso.

“No me molesta la pregunta. Solamente no la contesto”, dijo Ancelotti, que reiteró su confianza en sus actuales delanteros.

“Lo que tenemos es suficiente. Estamos completos enfrente. Los nuevos, Brahim y Joselu, han demostrado que pueden aportar en lo ofensivo”, señaló Ancelotti, que avanzó que la perla turca Arda Güler seguirá sin debutar por problemas físicos.

– “Hay que salir a ganar” –

De su lado, el Barcelona confía en dar una mejor imagen el sábado y recomponer el rumbo de una pretemporada que comenzó con varios contratiempos.

La primer adversidad fue la cancelación de su primer amistoso el pasado fin de semana ante la Juventus debido a un brote de gastroenteritis en la plantilla de Xavi Hernández.

Esa falta de rodaje se dejó sentir el miércoles en el estreno de pretemporada frente a un Arsenal que le goleó 5-3 en Los Ángeles pero su nuevo primer capitán, Sergi Roberto, recordó que los duelos contra el Madrid siempre son distintos.

“Al final un Clásico siempre es especial, diferente”, afirmó el lateral en una conferencia de prensa. “Será nuestro segundo partido pero contra el Madrid siempre hay que salir a ganar y seguro que será un partido muy disputado”.

El Barcelona, que aspira a defender su título de liga española y competir con los mejores en la Champions League, trabaja todavía en posibles compras y ventas antes de que se ponga en marcha el campeonato español el 11 de agosto.

En las últimas horas el medio RMC Sports reportó el fuerte interés del PSG en contratar al francés Ousmane Dembélé ante la posible marcha de Mbappé.

“Yo espero que no (se marche). Ousmane es un jugador clave para nosotros, diría que el más determinante de la plantilla por su forma de jugar”, subrayó Sergi Roberto.

– Clásicos fuera de España –

Ambos equipos efectuaron entrenamientos el viernes sobre el cuestionado césped del AT&T Stadium, una instalación con techo retráctil situada en Arlington (afueras de Dallas), donde se esperan temperaturas cercanas a los 40º grados a la hora del partido.

En el Clásico del año pasado, unos 65.000 aficionados abarrotaron las gradas del Allegiant Stadium de Las Vegas y en 2017 más de 64.000 llenaron el Hard Rock Stadium de Miami para ver a astros como Neymar, Benzema o Lionel Messi, que anotó uno de los goles azulgrana.

Antes de los duelos en Estados Unidos, el primer precedente de un Clásico fuera de España ocurrió en Barquisimeto (Venezuela) en 1982 con triunfo blanco por 1-0.

Yahoo Noticias AFP