Reducir en 51% las emisiones de CO2 es mejor con biocombustibles

961

En un mundo afectado por el cambio climático y la necesidad urgente de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, los
biocombustibles se han consolidado como una fuente de energía renovable alternativa a los combustibles fósiles.

En Colombia, estos energéticos hacen parte de la ruta de la Transición Energética, como la alternativa ideal para avanzar a la
disminución del 51% de las emisiones de gases efecto invernadero para el 2030, compromiso ratificado por la ministra de Medio Ambiente, Susana Muhamad en la pasada versión de la Feria Internacional del Medio Ambiente, FIMA 2023.

El Biodiésel producido a partir de aceite de palma y el Bioetanol producido con caña de azúcar, ambas materias primas sostenibles, desde el momento de su siembra capturan las emisiones de CO₂. En Colombia, todos los combustibles que medios de transporte como motocicletas, vehículos, volquetas, camiones y tracto camiones, utilizan en su operación, tienen mezclas de biocombustibles: el bioetanol se mezcla al 7% con la gasolina y el biodiésel al 10% con el diésel; contribuyendo de esta forma al medio ambiente.

Así mismo, hoy el país cuenta con una industria unida con más 7 plantas de producción de Bioetanol, dedicadas a impulsar la Transición Energética con la producción de la caña de azúcar 100% colombiana; una materia prima que empieza en suelos colombianos y termina en un cielo limpio y con mejor calidad de aire.

De igual manera, en la actualidad Fedebiocombustibles representa a las 7 plantas de operación continuada más grandes de Colombia, las cual producen el 90% del Biodiésel en el país y recientemente concretaron cuantiosas inversiones para cumplir los nuevos requisitos de calidad del Biodiésel en Colombia, que lo elevan al más alto nivel de desempeño en el mundo.

“Debemos potenciar las alternativas que han contribuido a la Transición Energética como biocombustibles. Durante los últimos 20 años, estos energéticos líquidos renovables, que provienen de la caña de azúcar y del aceite de palma han generado reducciones de más de 34 millones de toneladas de gases efecto invernadero y más de 8.000 toneladas de material particulado, lo que equivale a retirar de circulación entre 400.000 y 1,5 millones de vehículos al año”, mencionó Carolina Rojas, Presidente Ejecutiva de Fedebiocombustibles.

Los biocombustibles son la solución más rápida, eficiente y efectiva para responder a las necesidades sugeridas por el Gobierno para la Transición Energética, de acuerdo con la firma Econometría. Esta energía líquida renovable, resuelve el reto de descarbonización del sector transporte, ayudando no solamente a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y mitigar el cambio climático, también mejoran la calidad del aire de las ciudades, pues su combustión en mucho más limpia.

“Para alcanzar las metas de descarbonización y avanzar en la ruta de la transición energética de manera sostenible y eficiente, Colombia tiene a los biocombustibles y un potencial enorme para trasladar y maximizar los beneficios que estos generan, en el transporte marítimo y aéreo”, concluyó Rojas.